Excursion a Essaouira: un lugar con encanto

Excursion a Essaouira: un lugar con encanto

Excursion a Essaouira, el lugar con encanto

Una excursion a Essaouira te dará una visión diferente de Marruecos. Es una ciudad situada en la costa occidental atlántica, frente a unas islas llamadas Purpureas. Su origen es portugués, surgió en el siglo XV y fue reconquistada en el siglo XVIII por Mohamed Ben Abadallah. Actualmente es un lugar con un relevante puerto pesquero, es una ciudad turística y artesanal y cuenta con producciones de aceites y de vinos blancos y rosados.

Se caracteriza por ser una ciudad construida con trazos rectilíneos y amplias calles. Además, siempre han vivido en ella comunidades cristianas y judías. Su centro histórico se ha catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y la mayoría de los turistas la visitan por sus playas.

Así que, si dicho esto esta cuidad es un lugar que te ha llamado la atención, te vamos a contar más sobre la excursión a Essaouira y qué podrás descubrir en ella.

El interés turístico de nuestra Excursion a Essaouira:

Ir a Essaouira es una de las excursiones a Marrakech más diferentes por las que se puede optar. Además, en ella se puede conocer bien la ciudad, a sus habitantes y su cultura; ya que al final pasarás un día en ella conviviendo con ese entorno.

Es un lugar que destaca por varios motivos, entre ellos por:

– Cuenta con una gran diversidad cultural: es una ciudad rica en tradiciones y en influencias de los árabes bereberes, subsahariana y Judíos. Además, su proximidad con Europa ha influido en su arquitectura y en su cultural.

– Ha sido residencia de importantes escultores y pintores: varios artistas morroquíes han vivido en Essaouira y todas sus obras se encuentran expuestas tanto por las calles como en la galería de la Alcazaba (una galería de arte importante).

– Ha sido escenario de películas y series: sus paisajes y su arquitectura es peculiar, por ese motivo algunas series como Juego de Tronos la han elegido como escenario. Al igual que películas como Gladiator o Alejandro Magno.

– La medina: es una visita ineludible. Se tratan de edificios blancos y azules. Es un entorno que incita entrar y descubrir su interior.

– El puerto: un lugar lleno de barcos azules y actividades portuarias. Se vende a diario pescado en él e incluso podrás disfrutar de un buen plato a la plancha o frito por la zona.

– Las playas de Essaouira: las playas es algo que no podemos olvidar visitar. Además, son un gran atractivo turístico para la gente de Marruecos. Son amplias, de arena fina y con vistas a la bahía. En ellas se suelen practicar deportes acuáticos como el Windsurf y también existe la oportunidad de pasear en barco y rodear la isla de Mogador o de pasear por la playa con los típicos dromedarios.

No cabe ninguna duda de que la excursión de un día a Essaouira desde Marrakech merece la pena si se quiere conocer cómo es la vida local de la zona y si se quiere ver un paisaje diferente al habitual.